Archivos mensuales: julio 2013

Educadores y educadoras: una visión humanista positiva

” Cuando los profesores comenzaron a tratarle como buen alumno, el llegó a serlo realmente: para que la gente merezca nuestra confianza, primero se la hemos de dar”

Marcel Pagnol

Dentro de las teorías que sirven de sustento para los modelos didácticos, me quedo con las humanistas, en concreto con aquella que trata de convertir al educando en persona. La educación es un proceso de humanización, de contribución al desarollo de las cualidades que nos hacen más humanos. No se trata sólo de matemáticas, ortografía o historia…hay algo mucho más importante que tenemos que tener en cuenta como educadores: el pleno desarollo de la persona.

Las características fundamentales y que destaco de la didáctica humanista son:

– Considerar a cada ser humano único y valioso

– La visión positiva y optimista de la educación, manifestada en la confianza del que aprende y del ser humano en general

– El desarollo del espíritu crítico constructivo y la creatividad

– El compromiso personal y la cooperación o participación democrática

De esta teoría podemos desprender un modelo de enseñanza basado en la educación en derechos humanos, en valores, en la clarificación del sentido de la vida, en el trabajo en equipo y la colaboración….En mi opinión, esta forma de ver la educación y practicarla, nos acerca a un mundo más humano y a una más posible autorrealización plena.

De esta breve introducción a las teorías humanistas, recordad  educadores y educadoras, la frase escrita al principio de este artículo, y tened muy presente en vuestras aulas el efecto pigmalión, según el cual, las profecías educativas positivas, se cumplen.

¿Conocéis o habéis vivido algún caso de efecto pigmalión?